Entre pepitas y pepenados


Desde los 7 años de edad, Blandina ha ejecutado, con la delicadeza y paciencia correspondiente, el fino arte de tejer telas típicas que adornan sus vestimentas y con las cuales ha encontrado un método de ganarse la vida.

Así como las pinturas tienen sus diferentes trazos y técnicas, Blandina ha mezclado durante tres semanas una serie de jaspeados, rosas, pepitas y pepenados para crear un adorno de mesa que seguramente venderá a algún turista que visite la Antigua Guatemala.

Los secretos de la técnica se transmiten de generación en generación, de boca en boca. Si esta práctica logra sobrevivir a los cambios de los años, y las nuevas necesidades que vienen con los mismos, es algo que solo el  tiempo sabrá decir, “ya le estoy enseñando a mi hija de 14 años, aunque es difícil pues tiene que cumplir con las responsabilidades de ir a la escuela” cuenta Blandina.

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Untitled

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s